Mitos contra Realidades

Un punto de vista imparcial, para aclarar todos los mitos y realidades que hay frente al GNV


   SR GAS S.A.C.

Mito 1: El GNV es un combustible para autobuses

Realidad: El GNV es un combustible para cualquier vehículo con motor de combustión interna, desde autobuses y camionetas hasta automóviles.

Mito 2: Usando Gas Natural Vehicular (GNV) el motor pierde potencia

Realidad: La pérdida de potencia puede variar entre un 4% y un 12%, dependiendo principalmente de la altura y del estado del motor, de forma que el cambio no influye radicalmente en el desempeño del vehículo.

Mito 3: El GNV daña las culatas

Realidad: El Gas Natural Vehicular no las daña. Como en cualquier vehículo las culatas se dañan si el motor se repara con repuestos de regular calidad.

Mito 4: "Con el GNV no se ahorra tanto"

Realidad: Usando GNV ahorra hasta un 50% de combustible por cada kilómetro recorrido.

Mito 5: "Si elijo GNV, tengo que usarlo siempre"

Realidad: Usted puede elegir el sistema Bi - Combustible, para que su vehículo trabaje con GNV o gasolina.

Mito 6: "Sobre la seguridad del GNV "

Realidad: El GNV tiene una temperatura de ignición de 600°C. Mientras que la gasolina enciende a los 450°. El GNV es mucho menos inflamable y más seguro.

Mito 7: "Sobre los cilindros"

Realidad: Los cilindros de GNV soportan fuertes impactos y altas temperaturas, siendo más seguros que los tanques de combustible convencionales.


Home Conversiones a GNV Mitos contra Realidades